miércoles, 6 de junio de 2018

Una lectura reciente

Ciudad de México, junio de 2018



Una lectura reciente: Enrique Krauze, El pueblo soy yo, Debate, Random House, mayo 2018

El último libro del historiador Enrique Krauze recopila varios ensayos, la mayoría ya publicados, en cuatro capítulos y sin duda su publicación aprovecha la presente coyuntura preelectoral.

El primero se intitula Anatomía del poder en América Latina e incluye un largo ensayo no publicado denominado Código Morse. Este, en mi opinión, el más interesante del libro, trata sobre la obra del historiador Richard Morse (1922-2001), quien estudio a fondo y por largos años lo que podríamos considerar el sustrato cultural y político que subyace en el comportamiento de los gobernantes latinoamericanos y señala algunos contrastes con sus pares estadounidenses, a los cuales les tiene poco aprecio.

El autor estadounidense expone lo que llama la corriente tomista basada en la Suma Teológica de Santo Tomás de Aquino y su interpretación por los españoles Francisco de Vitoria (1483-1546) y Francisco Suárez (1548-1617), ambos teólogos y juristas, dominico el primero y el segundo jesuita.

La primera corriente aboga por un gobierno de carácter ecuménico y cristiano y se contrapuso por mucho tiempo a la del filósofo italiano Nicolás Maquiavelo (1469-1527), aunque luego ambas coexistirían en algunos de los rasgos de los gobiernos posteriores a las guerras de independencia iberoamericanas.

En contraste la formación de los gobernantes estadounidense tenía raíces anglosajonas en particular se derivaba de las ideas de Hobbes, lejos de cualquier orientación teológica y más proclive a derivar su poder de acuerdos con la sociedad de su entorno.

Los conceptos que identifica Morse en los gobiernos coloniales son: paternalismo del estado, prevalencia de la ley natural sobre la ley humana, los monarcas reciben de sus súbditos el poder, los pueblos tienen derecho a protestar cuando se enfrentan a tiranos y la primacía de la sociedad sobre el individuo.

Los caudillos que surgen después de la independencia en muchos países de América Latina, que combinan corrientes tomistas y maquiavélicas, muestran rasgos que según el mismo historiador estadounidense incluyen el carisma del líder, una inspiración tomista y cierto racionalismo que se traduce en la formación de algunas instituciones de gobierno.

El autor señala que en América Latina el liberalismo había sido ajeno a las clases gobernantes, se importaron sus fórmulas, pero no pudo arraigar, aunque si lo compartían miembros de la clase dirigente.

Morse, en la relectura de Krauze, señala que hasta el siglo XX existió un legado tomista aliado a la legitimidad carismática maquiavélica con tintes formales de una democracia liberal.

El poder personal de los gobernantes se resumía para Morse en diez rasgos de su personalidad los cuales se en enumeran en el libro. Estos, según el mismo autor, provenían de las raíces históricas, de una racionalidad ética y social inspirada en un concepto cristiano de Estado, como organizador del bien común.

En el segundo ensayo de este capítulo Krauze expone en su llamada Posdata liberal algunas discrepancias con las afirmaciones de Morse:

En primer lugar, señala carencias como el escaso análisis de la vertiente religiosa enfatizada por otros autores respetables (el historiador David Brading, autor de Orbe indiano), reconoce que los intentos liberales, aunque tuvieron importantes logros (reformas derivadas de la Constitución de Cádiz) no consiguieron arraigar las costumbres de una sociedad abierta y democrática y el liberalismo estuvo presente en muchos gobiernos mexicanos desde los primeros años de independencia (Morse no le da importancia).

Finalmente, lamenta que Morse fuera indiferente a las consecuencias prácticas del pacto místico entre el pueblo y el monarca como tampoco a las amenazas de los líderes carismáticos a las instituciones de la democracia.

El tercer texto de este primer agrupamiento es una interpretación de la novela Benito Cereno escrita y publicada en 1855 por Herman Melville (1819-1891), que le había recomendado Richard Morse como una alegoría de la amalgama del mundo hispano y el anglosajón.

La segunda parte del texto se intitula Populismo y Dictadura (la mayoría de estos ensayos ya habían sido publicados), la cual consta de: una introducción en la que Krauze hace una definición de populismo y señala ejemplos en España, América Latina y Estados Unidos; pasa luego a señalar los rasgos de los populistas; incluye un extenso análisis de la Revolución cubana  bajo el título de Cuba: profecía y realidad; analiza los fracasos del chavismo (La destrucción de Venezuela); hace una crítica superficial al partido español Podemos encabezado por Pablo Iglesias (“un partido de universitarios” lo llama aunque ahora es parte de una coalición de gobierno que va tomar decisiones importantes); incluye un ensayo extenso sobre AMLO (El mesías tropical) que aunque fue publicado en 2006 señala que no hizo ningún cambio, ya que lo considera vigente; y finalmente incluye una posdata México en la antesala del populismo aunque en el prólogo le da otro título.

En este último texto, Krauze ya en clave preelectoral actualiza sus temores sobre AMLO al señalarle que: no es liberal, su tema es el poder, no los límites del mismo; no es republicano porque ha hablado con desdén de las instituciones; y no es democrático, porque privilegia las movilizaciones masivas sobre la “modesta, secreta y silenciosa acción del voto”.

En mi opinión, aunque no me agradan muchas propuestas de AMLO en materia económica (se quedó con una lectura del pasado como lo revela entre otras la afirmación que el país puede ser una potencia ya que es rico en recursos naturales cuando lo más importante hoy en día es el capital humano) considero que las afirmaciones de Krauze son muy cuestionables: todos los políticos pretenden el poder, se regodean decía un amigo con el poder; el desdén es algo muy diferente a buscar la destrucción de las instituciones que sería lo más grave de su postura y el que privilegie las movilizaciones sobre los votos, los hechos demuestran hasta ahora otra cosa, llegó a la jefatura de gobierno del DF vía votos y es la tercera vez que busca la presidencia vía los votos.

Por último, no estoy de acuerdo con un abrumado Krauze cuando afirma que AMLO puede aprovechar la “dispersión del poder” para afirmarse personalmente con el pueblo, por encima de las “leyes” y “frágiles instituciones”. En primer lugar, porque está vigente un régimen que institucionaliza una “división de poderes”, se ha construido a lo largo de los últimos años un sistema jurídico cada vez más sólido gracias a los esfuerzos de muchos y nuestras instituciones son cada vez más a prueba de conflictos, como el mismo reconoció en una reciente intervención en el INE.

La tercera parte se intitula Fascista Americano, la cual incluye una serie de breves artículos escritos a raíz de la candidatura y llegada al poder de Trump. El tono de todos ellos es una crítica severa contra el presidente Trump calificado desde “loco e ignorante” hasta “fascista”.

Finalmente, el cuarto tema bajo el título de la Demagogia tumba de la democracia incluye un artículo (publicado) y un ensayo (no publicado). El primero es sobre Coroliano de Shakespeare, el antipopulista trágico (basado en una historia de Plutarco en Vidas paralelas) y el segundo sobre la democracia ateniense, cuyas ideas han nutrido algunos recientes artículos del autor sobre la muerte de las democracias expuestas en páginas periodísticas (Reforma y The New York Times).


El nuevo libro de Enrique Krauze, oportuno en cuanto a su publicación en tiempos preelectorales, en mi opinión contiene sólo como novedad importante el ensayo sobre Richard Morse; repite una vez más la visión inmutable de Krauze sobre populismo y AMLO que ha manifestado extensamente en entrevistas, artículos, ensayos, discursos; en cuanto a Trump sus artículos muestran coherencia a lo que escribió previo y después, ya como presidente de Estados Unidos y finalmente en cuanto al ensayo sobre la democracia ateniense tengo la impresión que es un texto confuso, ya que en el mismo hay dos ideas: la caída de la democracia ateniense que el atribuye a Alcíbiades pero que fue un proceso que concluyó abruptamente con la invasión de los macedonios muchos años después y la definición de demagogo en el ámbito cultural, histórico y filosófico que lo lleva a extraer párrafos de diversos textos y autores como son Sócrates, Platón y remata con K. Popper (el interés de Krauze es claro señalar a los demagogos como el mayor peligro para las democracias).

sábado, 26 de mayo de 2018

La usura en la banca


            Mayo de 2018




La usura se impone en la banca



Los bancos que operan en México, algunos de procedencia extranjera, se han enfocado cada vez más a dirigir los recursos del crédito al consumo dado los altos rendimientos que obtienen por el diferencial de las tasas de interés activas (las que cobran los bancos) y pasivas (las que pagan los bancos) y a las múltiples comisiones que cobran a los clientes.

El crédito al consumo (integrado principalmente por las tarjetas de crédito, los créditos personales y los de nómina), de acuerdo a los recursos que se ejercen anualmente según estadística publicadas en el último informe presidencial, supera a los que se destinan a la industria y ampliamente a los que están dirigidos a la vivienda. En 2012, el crédito al consumo representó el 22% del crédito total frente al 20% del destinado a la industria y el 16% que se canalizó a la vivienda. En contraste 2017, el crédito al consumo representó el 20% del crédito total contra el 19% que se destinó a la industria y el 16% a la vivienda.

Por otro lado, en el mismo periodo tenemos una ampliación de las diferencias a favor de la banca en cuanto a las tasas con las que se opera en este segmento del mercado crediticio.

En efecto, de acuerdo a los datos de Banxico, el costo porcentual promedio de captación de la banca múltiple (CPC)[1] subió de 3.25% en diciembre de 2012 a 4.62% en el mismo mes de 2017. Sin embargo, la tasa efectiva promedio ponderada (sistema de banca múltiple conformado por 16 instituciones) que se les cobra a los usuarios de tarjetas de crédito, de acuerdo a la publicación indicadores básicos de tarjetas de crédito de Banxico, fue de 24.2% en diciembre de 2012 y de 25.4% en junio de 2017, que es el último dato registrado por la mencionada publicación.[2] Estamos, por lo que se puede apreciar ante una diferencia en puntos porcentuales muy significativa a favor de las instituciones bancarias: 20.8%. (el promedio ponderado en tarjetas de crédito, de acuerdo a una fuente periodística siguió aumentando en el transcurso del año).[3]

Este diferencial a favor de la banca puede ser incluso mayor, si utilizamos otras estimaciones de tasas para los créditos de consumo. En efecto, si usamos las tasas de interés implícita (12 meses) de tarjetas de crédito que se registra en las estadísticas de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la misma se incrementó de 26.15% en diciembre de 2012 a 26.71% en diciembre de 2017 (el diferencial en puntos porcentuales a favor de la banca se eleva a 22.09%).[4]

En consecuencia, dado el atractivo de las tasas existentes, las instituciones bancarias han diversificado las operaciones que realizan bajo el concepto de créditos al consumo, como se puede constatar de la información estadística del crédito acumulado de la mencionada CNBV. El concepto de otros créditos, que registra tanto los llamados créditos personales (crédito sin garantía) como los de nómina (que se en descuentan en determinado porcentaje de manera automática en el momento que se deposita el sueldo), se ha elevado con respecto al crédito canalizado al consumo: el primero pasó de representar el 46% del segundo en diciembre de 2012 al 61% en el mismo mes de 2017. Esto lo podemos entender los clientes que recibimos constantemente por diversas vías múltiples invitaciones para usar los recursos de los créditos personales y/o de nómina (vía electrónica basta con presionar la opción aceptar y te depositan los recursos en tu cuenta).

Este amplio diferencial de tasas a favor de los bancos y la creciente canalización de recursos crediticios al consumo nos lleva a una nueva versión modernizada, por el uso de los modernos medios electrónicos, de la ancestral actividad de la usura y lo más grave todavía, en detrimento del crédito destinado a las actividades productivas.

En una ocasión escuché a un funcionario bancario afirmar que las elevadas tasas activas que cobran se debe a que en nuestro país se tienen costos legales más elevados para recuperar los créditos en cartera vencida. La mayoría de los grandes bancos son propiedad de extranjeros por lo que es factible que tengan información sobre dichos costos en sus países de origen, que sería interesante conocer para poder compartir su opinión.

Adicionalmente, agregamos que las facilidades otorgadas por las instituciones combinada con las altas tasas en los créditos de consumo (tarjetas de crédito, personales y de nómina, principalmente) ha conducido a una creciente morosidad (retraso en el cumplimiento de pago por parte de los acreditados). El índice de morosidad, de la información publicada por la CNBV, se elevó entre 2012 y 2014 para los créditos de consumo en particular, para las tarjetas de crédito. Después descendió, pero ha vuelto a crecer en 2017 muy marcadamente para las tarjetas de crédito y en menor proporción para los otros créditos al consumo (esto a pesar de que el índice total de 2.15 se mantuvo estable con respecto al año precedente).

En el caso del crédito en tarjetas de crédito cabe señalar que se ha encarecido particularmente debido a los varios ajustes de las tasas de referencia de Banxico para hacer frente a la inflación y a las tasas de la Reserva Federal en Estados Unidos: las tasas netas se han incrementado y en consecuencia los pagos mínimos requeridos a los acreditados. En los créditos de nóminas, el crecimiento de la morosidad se redujo (fue de 4.06 en 2013 y bajó a 3.03 en 2017) debido a que los bancos comenzaron a reducir la oferta de estos créditos (en los últimos 3 años éstos crédito crecieron notablemente) debido a que los acreditados en muchas ocasiones cambian su cuenta de nómina de un banco a otro y dejan de pagar el crédito.

Adicionalmente la tasa de descuento ajustada[5] (incluye quitas y castigos) se ha deteriorado entre 2016 y 2017 para los créditos al consumo en particular, tarjetas de crédito y los créditos personales según información de la CNBV.

A pesar de ello, las instituciones bancarias que operan en nuestro país parecen todavía obtener buenas ganancias por la actividad crediticia que realizan, en algunos casos superiores a las registradas en sus países de origen, como lo revela el crecimiento de 28.8% (135.7 mil millones de pesos) que señalaron los reportes financieros publicados por la prensa durante los primeros meses del presente año apoyado en parte por el crecimiento de las tasas (la tasa de referencia del Banxico se ajustó varias veces a lo largo del año) y una mayor rentabilidad del capital (pasó de 12.48% a 15.22% entre 2015 y 2017). Esto a pesar de que se tuvo una menor colocación del crédito con respecto al año precedente.

Finalmente, la existencia de tasas activas tan elevadas sin lugar a dudas debe ser también motivo de seguimiento de las autoridades bancarias, aunque no sabemos si está de por medio algún acuerdo, como resultado de la privatización, de dejar en libertad a los bancos en esta materia a pesar de los riesgos para el sistema y los efectos negativos sobre la actividad productiva nacional.
















[1] El CPC se calcula con el promedio ponderado de los costos que pagan las instituciones de banca múltiple por la captación de recursos en: depósitos bancarios a plazos, depósitos bancarios en cuenta corriente, pagares de rendimiento liquidables al vencimiento, aceptaciones bancarias y papel comercial. Se incluyen los pasivos a plazos en moneda nacional de la banca múltiple excluye los pasivos que se derivan de obligaciones subordinadas susceptibles de conversión en capital, del otorgamiento de avales y de la celebración de operaciones entre instituciones de crédito.
[2] La tasa efectiva se obtiene de anualizar el cociente de los intereses generados en el periodo entre el saldo correspondiente de cada tarjeta. Para obtener la tasa efectiva promedio ponderada se multiplica la tasa efectiva de cada tarjeta por su participación en el saldo total y se agrega a través de todas las tarjetas. Los detalles están en el anexo metodológico de los indicadores básicos de las tarjetas de crédito de Banxico.
[3] No utilizo el CAT (costo anual total) ya que existe una gran diferencia en las tasas de las tarjetas, ya sea por el tipo de tarjetas (clásica, oro o platino) o los límites de crédito de cada una de ellas. Sin embargo, sus niveles son indiscutiblemente más altos según lo reporta Banxico.
[4] Tasa de interés implícita: no sólo el interés pactado sino todo lo que el deudor se obliga a pagar: intereses, compensaciones, comisiones, gastos, seguros y otros pagos.
[5] Tasa de descuento ajustada: la razón del promedio 12 meses de la cartera vencida más la castigada en los 12 meses previos, entre el promedio de 12 meses de la cartera total más la cartera castigada en los 12 meses previos.

lunes, 14 de mayo de 2018

Llamado a la tolerancia


Ciudad de México, mayo de 2018




Stefan Zweig:conciencia contra violencia (relato sobre el famoso teólogo Juan Calvino y un mensaje sobre la tolerancia de las ideas)[1]

El connotado escritor austriaco aborda en este breve relato la historia de la implantación de la reforma protestante en Ginebra en gran medida impulsada por la llegada de Juan Calvino al poder en la ciudad suiza, invitado por su fiel seguidor Guillaume Farel, que a pesar de su dedicación había sido incapaz de llevar a buen término el proceso.

El interés del autor es contrastar las personalidades de Juan Calvino (1509-1564) (Jean Calvin) y de Sébastien Castellion (1515-1563): uno, encerrrado en un dogmatismo sin reserva y el otro, propugnando por la discusión y la tolerancia.

El conflicto más profundo entre los personajes se desenvuelve entre la concepción de una Reforma liberal que reivindica la libertad del individuo en los asuntos religiosos y otra ortodoxa que lo niega, entre libertad y autoridad, tolerancia e intolerancia en el siglo XVI.

Los personajes secundarios son dos figuras cercanas a Calvino: Guillaume Farel y Théodoro de Béze, que se encargan de reforzar física e intelectualmente la posición del teólogo en Ginebra y de combatir a sus enemigos con la aprobación de éste último.

En medio está la persecución por herejía y blasfemia y el proceso, que termina en la muerte en la hoguera de Michel Servet (1509-1553), un teólogo, médico, polemista e incluso fanático de origen aragonés, cuya principal culpa fueron sus divergencias en materia teológica con el famoso teólogo ginebrino.

Juan Calvino después de ser expulsado de Ginebra regresa ante la súplica de sus seguidores con mayor fuerza para uniformar la vida de los ginebrinos a nombre de su concepción evangélica, nada de corrupción, desorden, pecado, ni vicios, pero tampoco, nada de diversiones, ni de sensualidades, la misma noción de disfrute se consideraba un pecado.

En Ginebra se tiene una férrea observancia de las virtudes evangélicas en la vida diaria de los genoveses, ya que para el teólogo la iglesia tiene no solo el deber sino la obligación de imponer una obediencia total a todos los hombres y de castigar, sin concesión, cualquier tibieza. Controvertir esta opinión era para Calvino no sólo una negación inadmisible de su concepción sino también, según el autor, una forma de ofender a Dios.

La visión de Calvino, como verdad incontrovertible, implica en principio suprimir cualquier libertad de criterio, de interpretación que la que tiene el predicador sobre las enseñanzas evangélicas y su implantación sin discusión en la vida de sus conciudadanos.

El propósito evangelizador del calvinismo admite todo incluso la violencia, ya que según el autor, ninguna dictadura puede durar ni tampoco concebirse sin recurrir a la violencia.

Las protestas iniciales de las mentes más claras de Ginebra van a ser gradualmente suprimidas por las acciones de Calvino y sus seguidores, su concepción se traduce en un conjunto de disposiciones y en la creación de un cuerpo especial incluyendo espías que vigila su ejecución.

La prevalencia de Calvino y los suyos se hace bajo la forma del terror, que el autor afirma quizás con la experiencia sufrida en carne propia, cuando se ejerce de manera sistemática y organizada va a paralizar la voluntad del individuo, va incluso a minar y destruir toda solidaridad humana.

En el proceso el autor va a comparar con lo que sucede en Ginebra con todo gobierno que quiere instaurar un poder sin contrapesos, que persigue toda oposición y que no tiene más verdad que la suya.

En Calvino , el autor señala algunos rasgos de su personalidad, donde destaca su voluntad férrea, su alma violenta y apasionada y su rechazo a cualquier otra verdad más que la que aceptaba.

El autor señala que Calvino era amable, sus amigos hacían frecuente referencia a su afabilidad y bondad y llevaba una vida privada intachable entregado plenamente a su misión, pero se transformaba cuando tenía que hacer frente a alguien con el que discrepaba en materia de doctrina, perdía toda medida y sentimiento humano: era rencoroso, lleno de odio, perseguidor e intolerante hasta la eliminación física de su adversario.

Las discrepancias con la interpretación evangélica de Michel Servet en materia teológica lo llevarán a la persecución del personaje usando todos los instrumentos de poder que tenía a su alcance incluso su testimonio acusador en contra, no tendrá piedad y sólo estará satisfecho cuando sea quemado en la hoguera en la plaza pública de Ginebra. Calvino no verá en Servet un adversario sino un negador de su concepción personal de la divinidad y del mismo Dios y hasta el último momento lo forzará sin éxito a decir que está equivocado y que él tiene la razón. La muerte de Servet será considera como un giro radical en la moral sustentada por la Reforma y dividirá la opinión de muchos.
En el caso de Sébastian Castillion, otro teólogo ilustre de la época, el enfrentamiento se produce desde muy temprano cuando ambos enseñaban en Ginebra hasta su salida de la ciudad por la presión de Calvino, ya que lo percibe como una naturaleza que pensaba de una manera diferente, lo cual era para el insoportable y el enfrentamiento será más duro a partir de la publicación de su famoso Tratado de herejes (1554), donde con astucia para evitar la censura expone una postura radicalmente opuesta a la de Calvino.

El texto es un llamado en favor de los inocentes perseguidos escrito bajo un pretendido tono académico que pone en evidencia la opinión del mismo Calvino con respecto a la libertad de las ideas, que había defendido en algún momento de su vida.

En opinión del autor Castillion escribe con la intención de protestar por todos aquellos que son acorralados por otros dictadores, por sus opiniones políticas y religiosas, por aquellos que pretenden prohibir todas las opiniones excepto las suyas y en fin por lo que hoy podemos considerar que está asociado a un poder tiránico.

En su texto Castillion afirma una y otra vez su postura conciliatoria y tolerante: “quien interpreta la palabra de Dios, puede equivocarse y cometer errores, por ello es necesario que la tolerancia mutua sea nuestra primera obligación…los cristianos no deben condenar a los otros, si somos más sabios que los paganos, seamos mejores y más bondadosos que ellos”.

En cierto momento, el autor afirma el triunfo de los calvinistas, que logran mantenerse en el poder en Ginebra cada vez con una menor oposición y con la muerte o el silenciamiento de sus principales opositores. Además, de que su influencia se extenderá a los países vecinos Francia, Holanda y Alemania, principalmente.

A pesar de ello, con el tiempo señala el autor el calvinismo sobre todo en su implantación en el nuevo continente sufrirá una transformación que le permitirá conciliar algunos de sus aspectos rígidos, pero con una mayor libertad de ideas, como sucedió en las nuevas colonias inglesas que se establecieron en América.

El famoso escritor escribe este ensayo cuando ya ha tenido que dejar su país natal Austria por la llegada del nazismo y se ve obligado a refugiarse en el Reino Unido. Es indudable que al rescatar este ambiente, los personajes y sus polémicas está teniendo como fondo lo que sucede en ese momento en Europa.

En este sentido, deben entenderse algunas de sus afirmaciones al margen del relato histórico:

“La libertad individual, afirma el autor, no puede vivir a la sombra de una dictadura, ni ésta sentirse segura mientras un solo espíritu libre se mantenga al interno de sus fronteras”.

“Ni el Estado ni las personas, señala en otra parte, tienen el derecho de erigirse en juez de los pensamientos de los otros, de hacer de sus conciencias privadas un delito de derecho común”.

Finalmente, concluirá el autor de manera profética, la sola respuesta a la locura de los martirios, al fanatismo, a la intolerancia de las ideologías, que quieren imponer a cualquier precio sus concepciones, es solo la conciliación y la tolerancia, lo único que puede preservar a la humanidad de la barbarie.


[1] Stefan Zweig, Conscience contre violence, Le libre de poche, 2016

jueves, 10 de mayo de 2018

De animales a dioses


Ciudad de México, mayo 2018


De animales a dioses: breve historia de la humanidad[1]

La obra escrita por el historiador y escritor israelí Yuval Noah, fue publicada en hebreo por primera vez en 2011 y tuvo un rotundo éxito de librería (en español se publicó en 2014). Se ha traducido a 30 idiomas. En 2015, el citado autor publicó Homo deus: breve historia del mañana, que establece un enlace futurista con el libro anterior.

El autor narra en su obra el ascenso del Homo Sapiens por sobre los otros homínidos que existieron sobre la tierra, cuya existencia probablemente se originó en el continente africano.

La capacidad del intelecto del Homo Sapiens que un factor fundamental para superar a los otros homínidos, con los cuales tuvo una convivencia por largo tiempo, sin descartar el cruzamiento entre ellos como han demostrado los estudios de ADN de sus restos.

El Homo Sapiens pudo tener una narración imaginativa sobre cosas no existentes en la realidad que lo llevó ser protagonista de la llamada revolución cognitiva.

En paralelo el Homo Sapiens va dejar atrás la actividad de recolector y cazador para convertirse en agricultor (la llamada revolución agrícola), vivir en comunidades y desarrollar sus primeros cultos probablemente de tipo animista.

En el momento en que el Homo Sapiens vive en comunidades  va dejar de ser un elemento de estudio antropológico para convertirse en uno de carácter sociológico.

El autor es crítico al comentar que la transición de cazador a agricultor no significó una época de bonanza sino una dieta más pobre (limitada a algunos cultivos), enfermedades y un mayor crecimiento demográfico, que lo hará tener la necesidad de producir para consumir y guardar en los tiempos de escasez.

En la vida en comunidad el Homo Sapiens va comenzar un proceso de convivencia que le permitirá comunicarse, en sus inicios probablemente cuestiones inherentes a su vida diaria, a través de un lenguaje común y posteriormente de la invención de la escritura (cuneiforme y jeroglífica en sus primeras versiones).

El autor resalta que la presencia del Homo Sapiens ha sido desde los primeros tiempos depredadora ya que se tradujo en la destrucción de la fauna y la flora, lo cual resulta evidente en las migraciones que se realizaron tanto en Australia como en América.

En tiempos más recientes el autor se refiere a los procesos de unificación que involucraron a los contingentes humanos, los cuales a su entender son resultado de la intervención de tres agentes: los comerciantes, los conquistadores y los profetas.

Los comerciantes van extender a través de su actividad las relaciones por el mundo conocido; los conquistadores a través de la invasión de los espacios geográficos van a constituir los imperios y los profetas van a ser las cabezas de las grandes religiones como el cristianismo y el islam (no sólo tienen un credo sino una misión que cumplir lo que favorece su extensión).

En este nuevo mundo las grandes religiones politeístas van a convivir con las monarquías de origen divino, los nacionalismos que se dan a partir de la Revolución francesa y finalmente las ideologías como el capitalismo o el comunismo. (discrepo con la afirmación del autor de equipar al comunismo como una religión ya que hay comunistas que son muy religiosos en todas partes del mundo)

El autor se aboca a analizar la revolución científica, la cual va a significar la valoración de la ciencia y del avance tecnológico como los principales motores de la civilización.

En su disertación el autor deja claro que la ciencia no es pura sino que siempre va a estar condicionada por los intereses políticos, económicos y religiosos.

El nuevo avance del mundo va a depender, según el autor de la combinación de ciencia, de la existencia de los imperios y del capital.

En virtud de esta combinación los centros de poder se han movido de Asia a Europa y luego a América, aunque estamos ahora viviendo el regreso de Asia como gran potencia.

En el mundo actual, la familia y la comunidad han perdido fuerza frente a otros poderes como son el mercado y el Estado, aunque este último afirme continuamente como          una de sus misiones la de reforzar la existencia de los primeros.

En una digresión sobre la violencia del pasado y del presente, el autor hace la afirmación cuestionable, que a pesar de las regiones que están en conflicto en el mundo de hoy (Siria, Irak, etcétera), las víctimas son mucho menores a las muertes por accidentes de automóviles. Sin embargo, me parece que tendríamos que distinguir entre tipos de violencia, entre las muertes como resultado de ello y las que se dan por otras causas (guerras, accidentes, enfermedades, etcétera).

En todas las etapas que reseña el autor introduce numerosos ejemplos para respaldar sus afirmaciones.

Finalmente, el autor introduce el tema de la felicidad como resultado del avance que hemos observado en la presencia del Homo Sapiens en el mundo. Sin embargo, no tiene una respuesta definitiva de que lo haya logrado, aunque aventura varias explicaciones incluyendo las que ofrecen las religiones orientales como el budismo.

El autor se muestra como un intelectual iconoclasta, de una cultura enciclopédica y nos ofrece a través de su amplia enumeración de los avances tecnológicos las enormes posibilidades que tiene el hombre en el cercano futuro.


[1] Yuval Noah Harari, De animales a dioses, Breve historia de la humanidad, Debate Historia, Penguin Ramdon House, 2017.

miércoles, 2 de mayo de 2018

El México convulso de las memorias de Guillermo Prieto


Mayo de 2018


El México convulso de Memorias de mis tiempos


Memoria de mis tiempos de Guillermo Prieto (Cd de México 1818-1897) resulta un libro interesante para conocer nuestra convulsa historia. Tal parece que el mismo se armó después de su muerte con notas que había escrito a lo largo de su vida, la primera escrita probablemente cuando ya tenía 68 años. El conjunto de notas cubre dos periodos 1828-1840 y de 1840-1853.

El libro incluye recuerdos personales, recuento de hechos históricos, anécdotas, semblanzas de sus contemporáneos, las costumbres y la agitada vida de los varios gobiernos que tuvo el país durante dicho periodo comenzando en 1828 con la revuelta de la Cárcel de la Acordada que impuso a Vicente Guerrero en el poder frente a Manuel Gómez Pedraza para el periodo 1829-33, que terminó con el saqueo del famoso mercado del Parián (se dice que el Congreso tomó la decisión de desconocer la elección bajo la presión de Santa Anna, Lorenzo de Zavala y José María Lobato quienes favorecían al primero).

En su recuento, va a destacar el protagonismo en la vida política del país, del general Antonio López de Santa Anna, quizás el único personaje para quien Guillermo Prieto va a tener comentarios muy negativos sobre su persona, actuación y entorno: ignorante, vanidoso, temerario, colérico, jugador y cruel.

En el transcurso de esos años el veleidoso político va a ocupar con sus repetidas entradas y salidas del gobierno once veces la presidencia en estos años:1833-35 asumió y cedió el cargo en 4 ocasiones (vicepresidencia de Valentín Gómez Farías), 1839 por ausencia del presidente Anastasio Bustamante, 1841-44 en tres ocasiones por algunos meses, 1847 dos veces por breves periodos (guerra con los Estados Unidos) y 1853-55 último mandato que se convirtió en dictadura haciéndose llamar su Alteza Serenísima hasta que fue obligado a dejar el poder por la revolución de Ayutla en 1855.

Durante el mismo lapso, se tendrá el gobierno del general Miguel Barragán (1835-36), los tres gobiernos de Anastasio Bustamante: presidencia interina de 1830, nombrado por el Congreso en 1837 (separación por algunos meses en 1839 para combatir al general Urrea en Tamaulipas) y presidencia de 1839-1841 (intento de golpe por el general Urrea el 15 de julio de 1840) y que terminará con el pronunciamiento de Santa Anna que le permitirá en agosto de 1841, regresar al poder.

Además, se registrarán los tres gobiernos del general José Joaquín de Herrera, quien se encargó de la presidencia a petición del senado y sustituto de Santa Anna (dic de 1844 a junio de 1845), será designado presidente constitucional del 14 de julio de 1845 hasta el 30 de diciembre de 1845, cuando fue depuesto por la rebelión acaudillada por Mariano Paredes y Arrillaga (cercano a Santa Anna) y finalmente, electo presidente constitucional del 3 de junio de 1848 hasta el 15 de enero de 1851.

Finalmente, Mariano Arista, quien llegó al poder ejecutivo vía pacífica en 1851, renunció el 5 de enero de 1853, para dar paso al poder nuevamente al famoso general Santa Anna, quien a solicitud de los conservadores encabezados por Lucas Alamán regresó desde su exilio en Colombia.

Durante estos tiempos convulsos nuestro país registrará momentos muy dolorosos como la invasión de Isidro Barradas en septiembre de 1829 con el propósito de recuperar el país para España que fue detenida por la certera intervención de Santa Anna, la llamada Guerra de los Pasteles que llevó a la ocupación del ejército francés del puerto de Veracruz (1837-38), la pérdida de Tejas en 1836 con la derrota de San Jacinto (se declararía independiente pero luego se uniría a Estados Unidos en 1845 y el reconocimiento de México se daría solo después de la guerra de 1848) y finalmente la invasión estadounidense de 1847, que  lleva al invasor a desembarcar en la desprotegida Veracruz, a vencer la resistencia del ejército mexicana en Cerrogordo cerca de Xalapa (donde el general Santa Anna desautorizó la estrategia del general Canalizo) y a la ocupación de la capital, después de las batallas de  Padierna, Churubusco, Molino del Rey y Chapultepec.

Los hechos de guerra de la intervención estadounidense son relatados de manera detallada por Guillermo Prieto, quien nos muestra la movilización que se tuvo por parte de las diversas clases sociales para hacer frente a los invasores, la honrosa actuación de varias de las cabezas del ejército y la del mismo Santa Anna, que sin demeritar su arrojo se mostró errático y veleidoso como siempre. La salida de los representantes del gobierno a Querétaro, la discusión que se dio para firmar la paz o continuar con la guerra y las negociaciones que llevaron a los tratados de Guadalupe Hidalgo, por los que México perdería más de la mitad de su territorio (Tejas, la Alta California y Nuevo México).

El autor no escatima críticas al poder económico de la iglesia, a los excesos de algunos miembros del clero que exhibían una vida licenciosa, comerciaban sin escrúpulos con sus atribuciones eclesiásticas y a su decidida intervención, ya sea directa o por medio del partido conservador en la gestión de los varios gobiernos mencionados.

En este sentido, el autor menciona que el vicepresidente Valentín Gómez Farías (1833-34), de orientación liberal, tiene el mérito de haber elaborado el primer grupo de medidas contra el poder del clero, lo que se denominó la primera reforma, que provocó la famosa revuelta de Religión y Fueros, que el presidente Santa Anna luego desconocería para congraciarse con los conservadores, uno más de sus múltiples vaivenes políticos.

Un suceso destacable en el periodo es el congreso constituyente de 1842 que formuló un proyecto de constitución con un alcance federalista, mismo que fue rechazado por el partido conservador (la constitución de 1824 había sido derogada por las Bases constitucionales promulgadas en 1835, que dio al país un régimen centralista y finalmente por las llamadas Siete Leyes y legislación secundaria promulgadas en 1836). El veleidoso Santa Anna apoyaría una vez más una revuelta (favorecía a centralistas o federalistas a conveniencia) contra esta, ordenando la disolución del congreso y convocando una Junta de Notables para que formulara otra constitución. Esta, por desconfianza de Santa Anna, fue sustituida por otra Comisión que el 14 de junio de 1843 publicó Las Bases de Organización Política de la República Mexicana, que sólo. tuvo una vigencia de tres años, aunque se registraron cambios en varios de sus artículos.

El indiscutible poder de la iglesia se verá más tarde durante la llamada revolución de los “polkos” (por estar de moda las polkas en los bailes de los acomodados), jóvenes de las clases pudientes, que protestaron contra las medidas del vicepresidente Valentín Gómez Farías (1846-47) de vender, ante la miseria del erario público, los bienes de la iglesia para financiar la guerra contra Estados Unidos. Santa Anna, como lo había hecho en el pasado, lo destituyó el 21 de marzo de 1847 y recibió del clero una cantidad de dinero.

En la sociedad que nos pinta Guillermo Prieto se retrata una y otra vez en sus escenarios callejeros, en los sitios de reunión pública, en las fiestas populares, en los cafés, pulquerías, fondas, puestos de comida callejera y en los múltiples alzamientos un país muy desigual donde hay conjunto anónimo denominado pueblo, muchos indios que se desplazan pobres y silenciosos por la ciudad haciendo infinidad de tareas y grupos de poder conformados por el clero, la soldadesca, los burócratas y los comerciantes, que se expresan políticamente a través de los partidos conservadores y liberales. En estos últimos, parece que las sectas masónicas (yorkinos y escoseses) tuvieron una influencia muy importante.

En sus reflexiones Guillermo Prieto deja entrever un país que sobrevive sobre las cada vez más reducidas riquezas de la minería zacatecana que contribuyó al auge de la economía colonial, de las explotaciones cerealeras de los valles centrales, de la producción del azúcar del antiguo marquesado de Cortés, de la producción de pulque de los valles de Apam, de los impuestos que recabe la deteriorada hacienda pública y del comercio que vende los productos que trae la nao de China y los que llegan de Europa a través de Veracruz, que se venden en el Parían. No hay en consecuencia cambios muy sustantivos sobre las bases económicas que caracterizaron al virreinato, ya que el país no ha tenido paz para impulsar otro modelo económico. No hay hambrunas pero la miseria se asoma por todos los rumbos de la ciudad.

En las memorias tenemos sólo una breve explicación de muchos de los alzamientos que quitan y ponen a los gobiernos: “quítate tú para que me ponga yo” era el lema conocido. En sus comentarios  al alzamiento de la Cárcel de la Acordada se extiende más sobre el saqueo del Parían que en las intrigas políticas detrás; en la revuelta palaciega contra Anastasio Bustamante menciona al general Urrea como el cabecilla de los inconformes; con motivo de la revolución del 6 de diciembre de 1844 contra Santa Anna, el autor señala algunos incidentes como la destrucción de su estatua, la exhumación de su pierna por la plebe y griterío por las calles de la ciudad; y es mucho más explícito cuando aborda el movimiento realizado contra la presidencia de Arista, donde señala la mano de los elementos del ejército poco propensos a perder privilegios y los intereses de conservadores (clero, agiotistas, vagos y politiqueros). El pueblo, sumido en la miseria y con un componente indígena muy fuerte, se muestra indiferente, parece festejar todos los alzamientos y entierra con solemnidad a los líderes caídos: Iturbide (fusilado en 1824 sus restos se depositan en 1838 en la Catedral), Barragán, Guerrero (mandado a asesinar por Bustamante), de la Peña y Peña, etcétera.

En la escritura del texto prevalece, con algunas caídas tristes, el tono optimista, el humor se exprime en los momentos más dramáticos y se tiene una mirada fresca sobre la vida de la ciudad de México y sus alrededores.

Las memorias nos llevan a un repaso de la movida historia del país a manos de militares y políticos enfrascados en una lucha personal sin cuartel por el poder, donde destacan los políticos de todas las orientaciones, sin importar los costos para la joven nación y que frenaron por muchos años cualquier posibilidad de avance material del mismo. En unos pocos decenios Estados Unidos, no obstante la Guerra de Secesión de 1861-65 superará al país en cuanto a niveles de progreso y bienestar.














viernes, 20 de abril de 2018

Pemex: los retos ante un largo proceso de ajuste



Abril de 2018



Pemex: los retos ante un largo proceso de ajuste



A poco menos de cuatro años de la entrada en vigor de las leyes de la reforma energética (la reforma constitucional fue el 20 de diciembre del 2013 y las secundarias fueron el 11 de agosto de 2014), que dotaron a Pemex de un nuevo marco normativo y operativo; de una ronda cero que le permitió de seleccionar las áreas donde su actividad sería más productiva; y de dos administraciones, la primera por demás controvertida (caso Odebrecht) y la segunda sin mayor relevancia (la tercera está apenas debutando), las perspectivas optimistas sobre la ahora llamada empresa productiva de estado, no se han materializado.

Los datos productivos que reporta la empresa en sus informes de resultados son muy desfavorables. En el periodo de 2013 a 2017, la producción de crudo cayó en 600 mil barriles, la de gasolinas en 191 mil barriles, la de diesel en 159 mil y la de gas en 2 339 (mmpcd). Las ventas internas de la empresa se han reducido en 32, 828 millones de pesos.

Las nueve rondas de licitaciones petroleras que se han realizado permitirán la participación de Pemex de manera directa o acompañado por otras empresas en la explotación del crudo, aunque se trata de inversiones que comenzarán a tener resultados dentro de algunos años (en aguas profundas entre 7 y 8 años y en someras probablemente las primeras hasta finales de 2019 según recientes declaraciones de la SENER). Además, esto se complementa con la migración (en la jerga técnica se les conoce como farmout) de algunos contratos de explotación de manera total o parcial a otras empresas para la producción inmediata o a mediano plazo de los yacimientos (campos ya en producción en Cárdenas-Moras y Ogarrio en Tabasco o el llamado bloque Trión que tomará más tiempo).[1] 

Los procesos de reconversión que estaban previstos en las seis refinerías avanzan de manera dispareja: Cadereyta, Madero y Minatitlán están más avanzados, aunque esta última trabaja sólo al 40% de su capacidad por accidentes y mantenimiento; están con algún grado de avance Salina Cruz, la de mayor capacidad, pero afectada por un severo accidente y los sismos recientes (sólo opera al 60% de capacidad); Tula va con rezagos pero están trabajando en asociación con privados en varios frentes y Salamanca se desconoce su situación. La empresa ha buscado socios en algunos de los procesos de reconversión de sus refinerías como en la producción de gasolinas limpias, pero no siempre ha tenido éxito. Sin embargo, hasta ahora la refinación no ha sido un negocio rentable para la empresa productiva de estado.

Las reservas 3 P que incluyen las probadas, las probables y las posibles se han reducido drásticamente en el periodo antes considerado en 22 149 millones de barriles.

En contraste, las importaciones de la empresa en materia de petrolíferos en el mismo lapso han aumentado en 331 mil barriles y las de gas natural en 476 mmpcd. En el primer caso, destacan las compras externas de gasolinas automotrices que han crecido en 218 mil barriles y las de diesel en 138 mil barriles.

En términos de consumo interno, según una fuente periodística la empresa productiva debió cubrir con importaciones más del 66% del consumo nacional de gasolinas y 80% de las necesidades de consumo de gas.

En el caso del gas, las importaciones se han facilitado por la ampliación de la red de gasoductos donde operan ya varias empresas privadas, aunque todavía la empresa productiva de estado participa con el 50% de las importaciones. Los bajos precios del gas en el mercado de Estados Unidos, nuestro principal proveedor, han hecho atractivo la importación, pero se espera que gracias a las rondas de licitación petrolera las empresas involucradas comiencen a producir localmente gas como un producto adicional a la extracción del crudo.

La incursión de la empresa en el área de fertilizantes a través de la compra en Agronitrogenados en 2014 y enero de 2016 de Fertinal parece que tampoco fue un negocio muy redituable, ya que los costos de adquisición de la primera se elevaron por el proceso de rehabilitación que se realizó y en el caso de la segunda hubo que inyectarle recursos extraordinarios para cubrir obligaciones pendientes. Entre 2015 y 2017 las pérdidas en el área de fertilizantes de Pemex pasaron de 271 millones de pesos a 3 584 millones de pesos según reportó un diario nacional.

Estos resultados se producen en el marco de la profunda reorganización que realizó la empresa desde principios de 2015 que la llevó a la creación de dos empresas productivas subsidiarias (Exploración y Producción y Transformación Industrial y de cinco filiales (Perforación, Logística, Cogeneración, Fertilizantes y Etileno), lo cual se hizo bajo el criterio de crear cadenas de valor que llevaran desde la producción a la venta final de los productos de cada una de ellas.

En el negativo desempeño operativo de la empresa productiva de estado tiene un papel muy importante el declive natural de activos como el de Cantarell (este llegó a producir más de dos millones de barriles diarios y hoy sólo llega a 200 mil), de algunos de los campos en tierra firme ubicados en la región marina sureste y noreste y del  sur Este deterioro obedece también a la decisión de la empresa (léase consejo de administración y comité técnico)  de reducir las inversiones dado el proceso de privatización que se realiza en sus diversas áreas (campos petroleros, ductos, procesamiento, almacenamiento y comercialización). En el periodo mencionado la inversión ejercida cayó en 142 mil millones de pesos y en particular en el área de exploración y producción la reducción alcanzó los 125 mil millones de pesos.

A pesar de la situación anterior, la empresa productiva de estado ha logrado aumentar ligeramente su capacidad de exportación de crudo en el periodo citado en 5 mil barriles diarios aunque en términos de ventas en pesos se registró una disminución de  176, 137 millones de pesos. El precio de la mezcla del crudo después de una brusca caída experimentó un ajuste alza entre 2016 y 2017.

Esto, sin embargo, no ha logrado revertir la mala situación financiera de la empresa, ya que la carga fiscal que se ajustó como resultado de la reforma energética sigue siendo elevada.  El pago de impuestos y derechos se ha elevado en el periodo mencionado en 182 mil millones de pesos.

En consecuencia, el rendimiento o pérdida neta del ejercicio reportado al cierre del 2017 después del pago de impuestos, ascendió a 333 354 millones de pesos, lo que representa un aumento de 255 880 millones con respecto al año de 2014. En su justificación oficial se han mencionado varios factores: el aumento de los costos de venta (deterioro de activos fijos), compra de productos para reventa (gasolina y diesel), incremento de los gastos de administración (jubilaciones), mayor pago de impuestos e incremento del costo financiero.

En conclusión, podemos decir que Pemex  como resultado de la reforma energética inició un proceso de reorganización  y ajuste de sus principales actividades que tiene todavía que consolidarse; la falta de inversión ya sea por recursos limitados o para mantener los costos financieros bajos complica su situación (el 11 de abril pasado la Sener estimó que se requieren inversiones de varios miles de millones de dólares para poder incrementar la producción en los próximos 15 años); los cambios fiscales que trajo la reforma parecen que no han beneficiado por lo que se requerirán medidas adicionales; deberá deshacerse de negocios recientes que han resultado poco rentables (fertilizantes), concentrarse en los que puede obtener mayor rendimiento ( transporte, almacenamiento y comercialización  de combustible, franquicias en gasolineras, etcétera) y mantener su plataforma de exportación (la diferencia entre el costo de producción y el precio de la mezcla la hace un negocio atractivo).






[1] La SENER señaló el pasado 11 de abril que el 79% de la inversión que se realizará vía licitaciones petroleras será en la explotación de aguas profundas.
Pemex, según información periodística del 18 de abril del 2018, tiene 14 contratos: 3 de manera individual y 11 a través de asociaciones.: 9 están en aguas someras y 5 en aguas profundas.

martes, 10 de abril de 2018

Potencial de las Zonas Económicas Especiales


Abril de 2018



Potencial de las Zonas Económicas Especiales


Las diferencias regionales han sido desde siempre advertidas por los expertos del desarrollo económico y es tema de estudio en los cursos de economía regional que imparten algunas universidades del país.

En muchos países se han ensayado esquemas de desarrollo regional siendo quizás los más exitosos los que ha promovido China que ha convertido a algunas de sus regiones atrasadas en pujantes centros fabriles, aunque también con enormes costos ambientales y condiciones laborales precarias. Sin embargo, en muchos otros lugares han tenido rotundos fracasos.

En nuestro país en el pasado, se ensayaron diversos modelos de desarrollo regional, tengo presente las famosas cuencas hidrológicas en torno a los grandes ríos Balsas entre Guerrero y Michoacán y Papaloapan entre Oaxaca y Veracruz.

Además, se promovieron en otros casos proyectos de desarrollo más específicos como los distritos de riego en los valles de los ríos Yaqui y Mayo en Sonora, los de la Comarca Lagunera (Durango-Coahuila) y un ambicioso plan de desarrollo agropecuario en el área denominada La Chontalpa en Tabasco.

En mi última experiencia laboral estuve implicado en la elaboración de programas regionales por parte de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbana (Sedatu) para las regiones del Sur-sureste, Norte y Centro del país. El propósito era contar con diagnósticos, líneas de acción, instrumentos e indicadores de medición que permitieran impulsar estas regiones. Sin lugar a dudas pueden ser documentos de consulta útiles para los diseñadores de las zonas económicas, aunque ya sabemos que en estas cuestiones el valor de lo que existe suele ser totalmente descalificado por los nuevos protagonistas.

A medida que con la suscripción del TLC se acentuaron las diferencias regionales, se comenzó hablar en el Gobierno Federal de la necesidad de contar con zonas económicas especiales en la región sur sureste como un medio de frenar los rezagos existentes con respecto a otras del país que se habían beneficiado del mencionado acuerdo comercial.

Las Zonas Económicas Especiales (ZEE) se instituyeron a través de una legislación específica promulgada el primero de junio de 2016, la cual establece una serie de disposiciones concernientes a la declaratoria, convenios de coordinación, plan maestro de la zona, programa de desarrollo, incentivos, consejos técnicos, impacto social ambiental, permisos, administración, autoridades, transparencia, infracciones y sanciones.

Además, de que existe una Autoridad Federal encargada de su promoción actualmente bajo el liderazgo de un dirigente empresarial con manifiestas inclinaciones políticas afines al partido en el poder, lo que puede favorecer que sea tomado en cuenta.

Las mismas son áreas geográficas delimitadas por un polígono (donde puede existir un conjunto empresarial bajo un administrador integral o varios de ellos bajo varios administradores) que tiene a su vez otras áreas de influencia inmediatas.

Se constituyeron (en septiembre de 2017) zonas económicas especiales en Lázaro Cárdenas-La Unión entre Michoacán y Guerrero, en el Corredor del Istmo de Tehuantepec (incluye los dos polos de Salina Cruz y Coatzacoalcos), en Puerto Chiapas (incluye Tapachula) y están ya aprobadas, pero no oficializadas dos más: una en Tabasco (Dos Bocas) y otra en Campeche (probablemente entre Carmen y Champotón).

La declaratoria de zona y la concesión del permiso (sociedades privadas) o asignación (paraestatales) debe incluir un plan maestro revisable cada 5 años, que contenga las características generales de la infraestructura y los “servicios asociados” para la construcción, desarrollo, administración y mantenimiento de las zonas. Este debe estar sancionado por las autoridades y su ejecución correrá por cuenta del administrador de la zona.

Estas tienen un tratamiento tributario especial en cuanto al ISR, IVA, estímulos fiscales para la capacitación, créditos fiscales y eliminación de pago de derechos para la compra de propiedades, entre otras. Estos beneficios se tramitan a través de una ventanilla única.

El gobierno federal y los locales están comprometidos, cada uno de acuerdo su capacidad financiera, en apoyar las inversiones públicas que se requieran para el establecimiento de las zonas. En principio, deberán brindar las tierras para su desarrollo, que de acuerdo a su tamaño puede variar entre miles de hectáreas a sólo unos cientos, lo cual puede resultar bastante gravoso para gobiernos siempre cortos de recursos.

Aunque, los cargos para los gobiernos locales pueden aumentar, ya que el programa de desarrollo menciona la participación de las varias instancias del gobierno en acciones de ordenamiento territorial y obras de infraestructura, transporte, comunicaciones, logística, energía, hídrica, ambiental y otros en el área de influencia. Además, de vigilancia, acceso a internet, “servicios de soporte a inversionistas”, programas de vivienda, salud, educación, esparcimiento, transporte público y otros tanto al interior como en el área externa.

Con los años de experiencia ya sabemos que de estos modelos de desarrollo se hablan maravillas en términos de inversión y generación de empleos, nos es la excepción en este caso.  En particular a los políticos siempre les encanta mencionar grandes cifras, la mayoría de las veces resultado de estimaciones muy optimistas (los compromisos de inversión ciertos son aquellos que llegan a nivel de proyectos ejecutivos pero ellos toman cierto tiempo). El ejecutivo federal en su anuncio de las zonas mencionó inversiones comprometidas por 6 200 millones de dólares y de 35 mil millones de dólares en un laso de entre 10 y 15 años, los ejecutivos locales hicieron lo mismo: 157 millones de dólares y 1527 empleos en el corto plazo en el caso de Chiapas y 565 millones de dólares en el de Oaxaca. El de Veracruz, fue más eufórico, elevó la inversión en 600 millones de dólares y la creación de empleos en 8 mil durante los próximos años.  

Hasta el día de hoy, salvo el anuncio de la inversión de Arceler Mittal en su planta siderúrgica de Michoacán (mil millones de dólares para los próximos tres años) no he sabido de algún proyecto importante que se haya ido a las zonas económicas especiales cuando menos que involucre inversión extranjera directa. Las empresas aeroespaciales hicieron nuevos anuncios para Querétaro, las automotrices para San Luis Potosí y Guanajuato, los de bebidas como los de la cervecera Constelletion Brand para Sonora y Baja California, el gran proyecto del nuevo aeropuerto de la ciudad de México se realiza en el Estado de México y los de explotación petrolera, cuya maduración lleva tiempo, se llevarán a cabo en aguas profundas y someras del Golfo de México, independientemente de la presencia o no de una zona económica.

En declaraciones recientes la autoridad federal señaló que  en mayo del presente año se harán las primeras autorizaciones para las empresas que denominó "ancla" y que los fallos para los concursos públicos de aquellas que harán desarrollos (probablemente se refiere a la infraestructura) se harán posteriormente. Además, de que los proyectos productivos tomarán entre 12 y 36 meses después de estos plazos. Esto nos muestra que el proceso llevará su tiempo (se tomó 15 meses entre el decreto y la primera declaratoria y 8 meses después de la primera declaratoria para  el inicio de las  autorizaciones).

A pesar de lo anterior, creemos que es mejor contar con algo que con nada cuando se refiere a la necesidad de impulsar el desarrollo de esta región del país, donde la crisis de la industria petrolera ha pegado muy fuerte (Campeche, Tabasco, Veracruz y en menor proporción Oaxaca), los complejos industriales están presentes sólo en Lázaro Cárdenas (siderúrgico) y sur de Veracruz (petroquímico) y la agricultura moderna se ha limitado a algunos enclaves dispersos en los estados que la integran. Si hay incentivos adecuados, coordinación y continuidad es probable que con los años lleguen inversiones y se creen empleos que beneficien a esta región.